Huertas, bosques de frutales y granjas orgánicas

Colaboramos con diferentes establecimientos de la provincia de San Luis ubicados en zonas de difícil acceso, parajes rurales o barrios carenciados. En los mismos, llevamos adelante una serie de acciones enmarcadas en un proyecto educativo, aprobado por el Ministerio de Educación de la Provincia de San Luis y ejecutado en conjunto con el INTA (Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria), bajo el Programa Pro-Huerta.

Impulsamos las siguientes tareas:
- Cultivo de verduras en huertas.
- Cultivo de frutales en huertas.
- Cría de gallinas ponedoras en granjas.
- Taller de dulces, a partir de los frutos obtenidos.

Actualmente, los establecimientos que reciben nuestro apoyo son:
* Escuela N° 302 “Mtro. Celestino Jofré”, Represa Del Carmen, Dpto. de Belgrano, Pcia. de San Luis.
* Escuela N° 303 “Sebastián Muñoz”, Toro Negro, Dpto. de Belgrano, Pcia. de San Luis.
* Escuela N° 360 “Mtro. Jacinto Pérez”, Las Lagunitas, Dpto. de Belgrano, Pcia. de San Luis.
* Escuela N° 27 “Saturnino G. Camarero”, San Luis Capital
* Comedor “El Hogar de los Niños Felices”, San Luis Capital.

Los establecimientos ubicados en el Departamento de Belgrano se encuentran en zonas con fuertes peligros de desertificación y en las que servicios básicos como agua corriente, energía eléctrica, gas, transporte, etc. no están disponibles o sólo son accesibles en las escuelas. Por esta razón, las posibilidades de desarrollo social, económico y educativo se tornan muy complicadas.

Además, los alumnos que asisten, deben transitar largas distancias hasta las escuelas y el difícil acceso a los servicios básicos, torna complicada la realización de una dieta alimenticia acorde.

A las instituciones de San Luis Capital, ubicadas en zonas muy carenciadas, asisten chicos inmersos en situación de pobreza y con severos problemas sociales.

Los alumnos, promotores de todas las tareas, trasladan su experiencia, conocimiento y organización adquirida a sus hogares. Además, la producción obtenida se distribuye entre los alumnos y la comunidad; durante los recesos invernales y estivales, ellos mismos se encargan de realizar las tareas necesarias para mantener el cuidado de las huertas y granjas.

Como Empresa, nuestro rol de puente entre las necesidades y el aporte de soluciones, se apoya en las visitas periódicas realizadas a los emprendimientos. Nuestra cooperación también apunta a la financiación y construcción de instalaciones aptas para el recupero de agua de lluvia, sistemas de riego y compra de materiales varios para optimizar el desarrollo de las actividades. Paralelamente, colaboramos con el INTA aportando los recursos necesarios para la obtención de frutales, que luego la entidad distribuye entre beneficiarios, (huerteros, escuelas y huertas municipales) de toda la provincia de San Luis.

Hemos logrado poner en marcha una actividad claramente sustentable, que en la actualidad funciona por sí misma.

« volver